Los bellos secretos del Valle de Sabero

Este pequeño valle de la montaña leonesa posee un gran patrimonio histórico, industrial, geológico y natural del que se puede disfrutar a través de alguna de las numerosas rutas que recorren un territorio profundamente vinculado a su pasado minero.
ANA GIL – DIARIO DE LEÓN

Es un valle que tiene mucho que ofrece. Tan desconocido, quizás, como lleno de recursos, el de Sabero, situado en las primeras estribaciones de la Cordillera Cantábrica, está enclavado en un espacio privilegiado, donde la biodiversidad, la historia y el paisaje hacen de él un lugar idóneo para el senderismo.

Este pequeño valle de la Montaña Oriental posee un gran patrimonio histórico, industrial, geológico y natural del que se puede disfrutar con alguna de las rutas que lo recorren.

Una de las visitas obligadas es el Museo de la Siderurgia y la Minería. Situado en la nave de forja y laminación de la Ferrería de San Blas, se trata de un edificio de estilo neogótico y construido en 1846. Formaba parte de la primera siderurgia de todo el país en tener unos Hornos Altos a la inglesa alimentados con carbón de cok.

Para disfrutar del patrimonio industrial de este rincón de la provincia se puede recorrer la Ruta de las Minas, que a lo largo de sus casi diez kilómetros recorre distintas explotaciones mineras de carbón, hierro y plomo.

museo

La Ruta de los Miradores también corre parte de esta historia minera del valle con un mirador sobre el antiguo lavadero de Vegamediana, así como otros asentados en el recorrido de la antigua línea de baldes que se encargaban de sacra el escombro de los lavaderos. Las curiosas Ruedonas, unas antiguas poleas que formaban parte de un plano inclinado que bajaba el carbón desde las minas al pueblo es una alternativa que no dejará indiferente al visitante.

Sin duda merece la pena dar un paseo para contemplar dos árboles monumentales que destacan por encima del resto, ‘El Roblón de la Plata’, un roble albar con más de 600 años y ‘La Potrona’, una encina también con más de medio siglo

El hayedo de Olleros es otro de los secretos de Sabero.

Son muchos los rincones con historia que tiene el Valle de Sabero, como así lo atestiguan los distintos hallazgos arqueológicos producidos en el valle, entre los que destaca la ‘Espada de Sabero’, un puñal largo de bronce datado en el 1600 a. C.

Entre los siglos II y IV d. C. estas tierras estaban habitadas por los Cántabros Vadinienses, que dejaron varios asentamientos o castros en el valle, entre ellos el de Vegamediana.

Aquí también hay una riqueza geológica enorme, puesto de manifiesto con los más de 150 años en los que la principal actividad económica del valle ha sido la minería. Gracias a esta actividad minera han salido a la luz yacimientos tan importantes como el Bosque fósil de Alejico. Uno de los yacimientos de este tipo mejor conservados y que procede del Carbonífero Superior, con una antigüedad estimada de entre 307 y 303 millones de años. También se han formado varias cuevas, como la Cueva del Trigal, declarada Lugar de Interés Geológico. Y sobre todo la Cueva de Valdelajo, una auténtica joya geológica descubierta en 1999 y totalmente habilitada para su visita.

Un comentario sobre “Los bellos secretos del Valle de Sabero

  1. Es tan fantástico el Valle de Sabero que mi corazón se emociona y añora estar allí.junto a mis padres que regresaron a su tierra para siempre.
    Muchas gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s